Gastritis Bacteriana

0 Por Elisa Perdomo
Por favor comparte el artículo

La gastritis es una enfermedad que se da por la inflamación del revestimiento estomacal, y la de tipo bacteriana ocurre cuando ciertas bacterias infectan el estómago y los intestinos.

Los agentes bacterianos que la originan con más frecuencia son el E coli, la salmonela y el estafilococo, y por lo general la infección se genera tras la ingesta de un alimento contaminado.

Importante Aviso para Ponerle FIN a la Gastritis

Si padece de gastritis no querrá perderte esto. Conozca el método que seguí paso a paso para Curar mi Gastritis Definitivamente, Haz Clic Aqui.

Esta es una de las gastritis más frecuentes o recurrentes que pueda imaginarse. Puede afectar a 1 persona o a un grupo de ellas, siempre y cuando todas hayan ingerido la misma comida o producto contaminado.

En esta nota le contaremos todo lo que debe saber sobre la Gastritis Bacteriana, para que tome las previsiones necesarias al momento de comer fuera de casa, y así mantenga su salud estomacal en perfecto estado.

Causas de la Gastritis Bacteriana

gastritis bacteriana

Los mayores focos de contagio suelen ser los sitios de comida rápida o al aire libre, los restaurantes y las cafeterías, pues el control sanitario no tiende a ser tan minucioso o riguroso y de esa manera los microorganismos pueden ingresar a los alimentos, originando la llamada intoxicación alimentaria.

A continuación te detallaremos algunas formas de contagio:

  • Contaminación de la carne de res o aves durante su fase de procesamiento.
  • Contaminación del agua utilizada durante los cultivos con desechos humanos o estiércol.
  • Mala manipulación de los alimentos en las casas, restaurantes populares, o tiendas de abarrotes, como por ejemplo no lavarse las manos antes de prepararlos.
  • El uso de tablas de cortar y utensilios de cocina sin lavar también contamina los alimentos.
  • Consumir verduras, frutas y hortalizas que no han sido lavadas apropiadamente.
  • Consumir pescados u otras proteínas crudas.
  • Beber agua de pozos o afines pues estas no son potables ni han recibido ningún tipo de tratamiento de aguas

Síntomas de la Gastritis Bacteriana

Por lo general los síntomas varían en función del tipo de bacteria que originó esta infección, pero si hay uno que se manifiesta en todos los casos es la diarrea.

Sin embargo, la mayoría de los pacientes presentan cólicos abdominales, dolor en el área del abdomen, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, evacuaciones con sangre, fiebre, debilitamiento físico y deshidratación.

No obstante, ha habido casos en los que las personas infectadas con E coli han desarrollado anemia, insuficiencia renal y sangrado gastrointestinal. Es por ello que la visita al médico no puede pasarse por alto cuando el organismo no responde naturalmente a los problemas que le atañen.

Tratamiento

Si un individuo presenta estos síntomas es necesario que acuda a un especialista cuanto antes para que reciba la ayuda pertinente y comience a mejorar en tan solo un par de días.

Lo más seguro es que le realicen pruebas de laboratorio, o que analicen su materia fecal, para determinar qué microorganismo está causando el malestar, y una vez confirmado el diagnostico solo resta seguir las indicaciones médicas al pie de la letra para sanar.

Algunas recomendaciones importantes comprenden:

  • Consumir suficiente líquido para evitar la deshidratación a causa de la diarrea o los vómitos, aunque en aquellos pacientes que no toleran la ingesta de ninguna bebida es imperativo que reciban hidratación vía intravenosa.
  • Tomar medicamentos que los ayuden a recomponer la flora bacteriana, y a frenar tanto la diarrea como las náuseas y vómitos.
  • Descansar el mayor tiempo posible para recuperar la energía perdida.
  • Tomar antibióticos –siempre y cuando el especialista los haya prescrito-, puesto que suelen ser recetados únicamente cuando la diarrea es demasiado intensa o cuando el sistema inmunitario está muy debilitado

La Gastritis Bacteriana puede causar molestias estomacales durante unos cuantos días, lo cual obliga a las personas ha ponerle pausa a sus rutinas diarias para recibir la ayuda profesional necesaria y así poder recuperarse, por ello es vital mantener una alimentación sana y cuidar todo lo que se come dentro o fuera de casa.

A continuación le compartiremos unos cuantos consejos saludables para que su estómago no padezca este tipo de infecciones:

  • Lave muy bien los alimentos antes de prepararlos.
  • Lávece las manos con suficiente agua y jabón antes de manipular carnes, pescados, pollos, mariscos u otro tipo de proteínas crudas.
  • Beba agua potable o mineral tanto dentro como fuera de su hogar.
  • Evite comer en sitios que exhiben poca higiene o en los que sospechas que no se respetan los tratamientos sanitarios necesarios para no enfermarse.
  • Evite consumir alimentos crudos como ostras, sushi y afines.
  • Lave muy bien sus utensilios de cocina, y sobre todo, las tablas de plástico o madera que usa para cortar verduras, hortalizas o carnes, ya que suelen ser unos de los focos de intoxicación alimentaria más recurrentes.
¿Sabe que puedes teminar con las gastritis rápidamente?

Lea mi Historia Personal y entérese como mi experiencia curando mi Gastritis puede Cambiar su Vida para Siempre. Haz Click Aqui>>

Por favor comparte el artículo