Gastritis Fúndica

0 Por Elisa Perdomo
Por favor comparte el artículo

Una persona sufre de Gastritis Fúndica cuando su zona fúndica, o el fondo del estómago se ve afectado, originando que su mucosa se reduzca a causa de las sustancias ácidas que causan irritación y daños considerables.

Es considerada un tipo de gastritis crónica porque atrofia la capa superficial de la pared estomacal, y destruye sus glándulas, al punto de que al organismo se le dificulta la absorción de los nutrientes.

Importante Aviso para Ponerle FIN a la Gastritis

Si padece de gastritis no querrá perderte esto. Conozca el método que seguí paso a paso para Curar mi Gastritis Definitivamente, Haz Clic Aqui.

De hecho, los pacientes suelen mostrar bajos índices de calcio, hierro y vitamina B12, así que la Gastritis Fúndica también está vinculada con la poca absorción de minerales muy importantes para el correcto funcionamiento del cuerpo humano.

Causas de la Gastritis Fúndica

Gastritis Fúndica

1. Ácidos gástricos

La gastritis suele ocasionar reflujo –el cual está compuesto por restos de comida y bilis- y esta última es una sustancia muy agresiva e irritante; de modo que cuando entra en contacto con el esófago y este no funciona apropiadamente termina dañando el revestimiento estomacal.

2. Infecciones bacterianas

La infección por E coli a través de alimentos o bebidas contaminadas puede derivar en una gastritis bacteriana o fúndica, causando diarrea, insuficiencia renal y otros pesares estomacales muy dolorosos o incómodos para el paciente.

Síntomas de la Gastritis Fúndica

1. Inapetencia y pérdida de peso

La pérdida del apetito es una reacción natural del organismo pues rechaza cualquier alimento o bebida que considere que puede agravar la enfermedad. Es decir, el cuerpo asocia la ingesta de comida con la experimentación de dolor posterior, y de esa manera se pierden paulatinamente las ganas de comer.

Y esta condición está muy asociada a una brusca pérdida de peso puesto que el estómago está en malas condiciones y el afectado disminuye la frecuencia y cantidad de sus comidas, o lo que es peor, las suprime por completo.

2. Náuseas y vómitos

La Gastritis Fúndica tiende a causar úlceras en el estómago y esto ocasiona que el cuerpo no pueda tolerar la ingesta de comida, así que cuando la persona toma o bebe algo procede a regresarlo, expulsarlo o vomitarlo de inmediato.

3. Hipo

En este caso se debe a la inflamación del estómago y se manifiesta frecuentemente después de cada comida.

4. Cansancio o debilidad generalizada

Como mencionamos, este tipo de gastritis también puede causar anemia a causa de la poca o mala absorción de los nutrientes, así que es común que los pacientes se sientan cansados, débiles, o sin fuerza y energía sin causa aparente, es decir, sin haber realizado alguna actividad que los debilitara.

Tratamiento

Si alguien experimenta estos síntomas debe acudir al especialista de inmediato para que lo evalúe y determine la causa real de su dolencia.

Este ordenará la realización de análisis de sangre para observar los valores esenciales –hierro, calcio, vitaminas-, y también le realizará una gastroscopia para mirar en el interior del estómago, específicamente en el fondo del mismo, pues allí es donde se concentran los mayores daños.

A ver, si se observan rugosidades en sus paredes y un déficit de la mucosa gástrica es evidente que la persona sufre este tipo de gastritis crónica y debe ser tratada a la brevedad posible.

Algunos de los tratamientos más frecuentes comprenden:

• Prescripción de fármacos

La ingesta de protectores estomacales o antiácidos son buenos para eliminar la acidez y crear una capa protectora capaz de recubrir las paredes estomacales. Esto evita que los ácidos no dañen la mucosidad agravando los síntomas a largo plazo.

Destaca que los antibióticos no suelen indicarse cuando hay gastritis, a menos de que esté causada por algunas bacterias específicas como la E coli. Esto significa que no todas las personas que padecen esta enfermedad requieren su toma para mejorarse o curarse.

• Dieta saludable

Comer alimentos ricos en grasa, sodio, azúcar o sustancias procesadas solo irritará más la mucosa gástrica y causará más inflamación, ardor y dolor estomacal. Entonces, evite los lácteos, embutidos, frituras y las harinas refinadas, y verá como irá recobrando poco a poco su salud digestiva.

También puede tomar jugos, te o infusiones naturales a base de apio, arroz o avena para calmar o aliviar algunos síntomas, siempre y cuando hayan sido consultados con su médico y este les haya dado el visto bueno ¿Vale?

• Evitar el estrés

Aunque no lo crea el estrés puede empeorar esta inflamación y retrasar el proceso de sanación. Por lo tanto lo ideal es que el paciente aprenda técnicas, herramientas o mecanismos para controlarlo.

Meditar, aprender a respirar, hacer yoga o leer son tan solo algunas de las opciones que tiene a su alcance para evitar sentirse abrumado, tensionado, agobiado o angustiado, y de ese modo no empeorar su condición estomacal.

¿Sabe que puedes teminar con las gastritis rápidamente?

Lea mi Historia Personal y entérese como mi experiencia curando mi Gastritis puede Cambiar su Vida para Siempre. Haz Click Aqui>>

Por favor comparte el artículo