Gastritis Hipertrófica

0 Por Elisa Perdomo
Por favor comparte el artículo

La gastritis hipertrófica es una forma de gastritis crónica, caracterizada por el crecimiento gradual de la mucosa en la cavidad del estómago, además se forman neoplasmas quísticos, procesos patológicos, pólipos y similares. Como es una enfermedad crónica, durante mucho tiempo sus síntomas pueden no manifestarse en absoluto.

En esta enfermedad todo el proceso digestivo se ve interrumpido. El diagnóstico y el tratamiento deben ser llevados por un gastroenterólogo. Siga leyendo para que conozcas todos los detalles de la patología.

Importante Aviso para Ponerle FIN a la Gastritis

Si padece de gastritis no querrá perderte esto. Conozca el método que seguí paso a paso para Curar mi Gastritis Definitivamente, Haz Clic Aqui.

Causas de la gastritis hipertrófica

Gastritis Hipertrófica

La gastritis hipertrófica a menudo progresa en personas en edad de 30 a 50 años, sobre todo en hombres. En medicina, se distinguen 4 tipos de esta enfermedad: de pólipos, gigante, granosas y verrugosa, cada una con características particulares.

Por lo general, esta enfermedad es secundaria y está precedida por otras patologías del tracto digestivo, como la gastritis erosiva u otras formas. Entre las causas más comunes, los médicos han identificado lo siguiente:

  • Penetración en la cavidad gástrica del microorganismo bacteriano Helicobacter pylori. Como muchas patologías del sistema digestivo, la gastritis hipertrófica crónica se desarrolla debido a la actividad vital patógena.
  • Nutrición inadecuada y desequilibrada. El desarrollo de la enfermedad tiene mucha relación con la alimentación y el tiempo inoportuno para comer. Además, se debe a la adicción a platos excesivamente picantes y a alimentos con muchas especias, así como al hábito de comer grandes cantidades de alimentos a la vez.
  • Las situaciones estresantes persistentes y las tensiones psicológicas también afectan negativamente a la salud humana y pueden conducir al desarrollo de dicha enfermedad.
  • El reflujo es otra condición peligrosa que conduce a la progresión de la gastritis hipertrófica y de patologías como esofagitis, gastroduodenitis, úlceras y otros. La bilis disuelve la capa de moco en la superficie interna del estómago y se convierte en una amenaza peligrosa.
  • Uso de algunos grupos de drogas sintéticas para tratar enfermedades.
  • Consumo excesivo de alcohol.

Síntomas de la gastritis hipertrófica

En la gastritis hipertrófica no siempre el cuadro clínico es pronunciado; incluso durante mucho tiempo va avanzando sin manifestar ningún signo de enfermedad. Los síntomas característicos de esta patología incluyen:

  • Hipersalivación
  • Dolor en la parte superior del epigastrio, caracterizado por un carácter paroxístico
  • Acidez
  • Flatulencia
  • Náuseas y vómitos
  • Trastorno de heces
  • Pérdida del peso corporal
  • Pesadez en el estómago
  • Disminución en el deseo de consumir alimentos

Cuando alguien nota la aparición de tales síntomas, debe ir de inmediato a una consulta con un médico gastroenterólogo, quien se encargará del diagnóstico y planificará el tratamiento que puede resultar más efectivo.

El diagnóstico de la gastritis hipertrófica comienza con una encuesta y un examen primario. El médico necesita recopilar información de la vida de una persona para estudiar el historial médico con el fin de descubrir las posibles causas del desarrollo de la enfermedad.

Luego se aplica un plan para diagnósticos de laboratorio e instrumentales, que incluye métodos como la endoscopia, la radiografía, la medición del pH, biopsia y análisis de sangre. De esa manera se identifican las afecciones del tracto gastrointestinal.

Tratamiento

El tratamiento de la gastritis hipertrófica leve se hace de forma ambulatoria. En primer lugar se prescribe una dieta especial sin falta, que debe seguirse mientras dura el período de tratamiento y después; es decir, tendrá que cumplirse durante toda la vida para no provocar una recaída de la enfermedad.

De la dieta del paciente se excluyen los alimentos y platos demasiado grasos, salados, picantes y con mucho condimento; además de las bebidas alcohólicas, las frutas ácidas, el café, el té, el chocolate, los productos ahumados, los enlatados y otros similares.

Durante la dieta se permiten cereales, pasta, jugos, lácteos bajos en grasa, porciones de frutas y otros alimentos saludables. La comida debe tomarse en porciones pequeñas hasta 6 veces al día y los platos deben cocinarse al horno, al vapor, estofados o cocinados, sin aceites.

Con respecto al componente farmacológico del tratamiento para eliminar la gastritis hipertrófica, el médico podrá prescribir algunos medicamentos, como neutralizador de acidez, remedios para la protección de la mucosa gástrica, enzimas, antiespasmódicos y bloqueadores de bomba de protones, entre otros.

En última instancia, el tratamiento quirúrgico está indicado en casos graves, cuando el paciente presenta un gran número de neoplasias patológicas, así como cuando la terapia tradicional no logra la eficacia deseada.

La detección temprana de la gastritis hipertrófica y su tratamiento contribuye a la normalización del estómago y a prevenir el desarrollo de complicaciones. Por tal motivo, debe estar alerta por si se presenta alguno de los síntomas.

¿Sabe que puedes teminar con las gastritis rápidamente?

Lea mi Historia Personal y entérese como mi experiencia curando mi Gastritis puede Cambiar su Vida para Siempre. Haz Click Aqui>>

Por favor comparte el artículo